EL CLERO REVIENTA

BARRA LIBRE


Por AlfredoQuezada Hernández

Como olla de presión los prelados, en voz de Reyes Larios, en su comunicado dominical núm. 248 dejan muy en claro su postura.

Lo menos que le dicen es la “imparable violencia que caracteriza a nuestro estado”.

Y el hijo de Atanasio, y su “equipo”, cruzado de brazos.

Bailando salsa y protagonizando escenas nada apropiadas para su investidura electoral.

En dicho boletín dan a conocer, sin mayor empacho, que “no se puede invocar la novatez ni la curva de aprendizaje para justificar los desaciertos que en estos 74 días de la nueva administración gubernamental de Veracruz están a la vista de todos”.

No totol. (Lo de totol es sin alusión a alguien, que quede claro).

Ya lo decíamos en entregas anteriores, el hijo de Atanasio no tiene ni idea de donde está sentado, no tiene las tablas para gobernar y, lo peor, se rodeó de puro bisoña, de gente inútil a la cual no solo le brota la soberbia de manera natural por los poros, sino que también es grosera y atravesada.

Los ignorantes con iniciativa sobran en el equipo que acompaña a Cuitláhuac García Jiménez y eso, indudablemente que es un verdadero peligro para la entidad, para los más de seis millones de veracruzanos.

En otro párrafo de su comunicado la iglesia precisa que existen “señales claras” de que los “recomendados” no están dando el ancho, por lo tanto “es tiempo de tomar decisiones”. Como quien dice de correrlos.

Así o más diáfano el asunto.

De igual forma los presbíteros lamentan “la situación de violencia e inseguridad que se ha incrementado en las últimas semanas. Este ambiente de violencia afecta el tejido social, lastima a las personas, las envenena con el resentimiento, el miedo, la angustia y el deseo de venganza”.

Ya nada más faltó que los patriarcas resaltaran esas posturas tan delicadas que han empezado a identificar al hijo de Atanasio, esos moditos finos de conducirse, situaciones que sus malquerientes han aprovechado, y muy bien, para surtirlo de memes, para ridiculizarlo en las redes sociales.

Lo anterior suena más que difícil, ya que hacia el interior de las catacumbas religiosas, de los drenajes obispales, las alteraciones hormonales son la constante.

Y Eric Cisneros qué hace, bueno cuando no anda embelleciendo aguaderas, está amedrentando al pueblo, eso dicen quienes le conocen.

Por si lo anterior no fuera suficiente el pasado fin de semana el ex mini gobernador les puso la muestra de cómo se opera políticamente.

Su alfil, Gonzalo Guizar, se anotó un diez.

Miguel Ángel se alzó con la victoria y al parecer va para largo eso de correr al fotógrafo oficial de la familia Yunes Márquez, entiéndase al Fiscal General del Estado, Jorge Winckler O.

Provecho.

COMUNICACIÓN SOCIAL- IVÁN JOSEPH.

El coordinador se dejó deslumbrar por “la Licenciada”, si, así entrecomillado.

El (des) gobierno del hijo de Atanasio, ya tiene su “Gina”, ya hay matrona.

La “licenciada” retomando el ejemplo, ha empezado a colocar a sus testaferros en las distintas dependencias del gobierno morenista.

La “licenciada”, un tanto molesta por que no le reconocieron su vasta experiencia, se ha dado a la tarea de ir acomodando a sus amanuenses como “enlaces de prensa”, las mismas porquerías que hizo la hoy reclusa, las está poniendo en práctica la duartista, solo que corregidas y aumentadas, porque recordemos que sí a alguien le fue bien en el gobierno de Javier Duarte, fue precisamente a ella. Eran carretadas de dinero las que mensualmente se embolsaba la “licenciada” y todo para que, para que el asunto concluyera en un serio problema familiar.

No cabe duda que la “licenciada” es grulla, como dicen los porteños, se comió a Ivancito de una dentellada, ni a melón le supo.

OTRO MÁS.

El pasado fin de semana, en el vecino estado de Tabasco, en el municipio de Emiliano Zapata, el periodista Jesús Eugenio Ramos Rodríguez, fue acribillado.

Los lamentables hechos se dieron muy temprano, en los momentos en que el locutor se encontraba desayunando en un céntrico café de la ciudad.

Todo indica que el conductor del noticiero “Nuestra Región”, mismo que de lunes a viernes se transmitía por el 99.9 del FM, se encontraba (7:00 am) desayunando con un grupo de amigos en el café de un hotel, cuando de un vehículo descendieron tres sicarios que lo acribillaron.

El comunicador fue bastante conocido, era certero en sus comentarios, su zona de influencia era amplia así como también fueron varias décadas en las cuales llevo las riendas del noticiero.

Descanse en Paz.

COBAEV.

Giselle Bolaños Castillejos, coordinadora de la zona 8, del Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz (COBAEV) destapa la cloaca que, se dice, impera en este organismo.

Esta vez la trabajadora culpó al director administrativo, Ocelotl González Sosa, de retenerla ilegalmente en las oficinas centrales, situación que la orillo a presentar una denuncia en contra del funcionario señalándolo de la privación ilegal de la libertad y amenazas, quedando radicada en la carpeta de investigación 572/2019.

La coordinadora fue encerrada en la sede del COBAEV, donde la obligaron a renunciar a su cargo.

A decir de la agraviada es mucha la podredumbre que impera en dicho organismo ya que de entrada este directivo, junto con sus cercanos, maneja la entrega de concesiones de las cooperativas a su antojo y conveniencia.

En este espinoso asunto bien vale la pena recordar que a finales del año pasado fueron dadas a conocer las porquerías que viene haciendo González Sosa, ya que de acuerdo a sus intereses personales fue como llevo a cabo la renovación de concesiones de las cooperativas.

Uno de los beneficiados, en ese entonces, fue el hijo de la ex diputada local priista Gladys Merlín Castro, Emigdio Heliodoro Enríquez Merlín, dueño de la empresa Comercializadora y Constructora del Sur, S. A. de C. V.

Las cooperativas más jugosas como las de Minatitlán, Cosoleacaque, Coatzacoalcos y Las Choapas, fueron las que le entregaron a Emigdio Heliodoro, cada una de ellas tiene un ingreso diario de, cuando menos, diez mil pesos

Eso sí es valemadrismo, no chingaderas.

Y donde quedó aquello de “no robar, no mentir y no traicionar”: En el cesto de la basura.